Desde los fabulosos hayedos de la Selva de Irati a los prados siempre verdes del valle de Baztan. Desde las imponentes foces de la sierra de Leyre a los mágicos robledales de la sierra de Aralar. Desde las encantadoras aldeas del valle de Roncal a los húmedos rasos de Urbasa. Desde la inconfundible silueta del Orhi a los milenarios bosques de Ultzama. Desde sus misteriosas cuevas embrujadas a sus antiquísimas tradiciones populares. Desde el fabuloso valle glaciar de Belagua a los acantilados rocosos del cabo de Higuer. El Pirineo navarro acoge una variedad de paisajes infinitos que permiten disfrutar de la montaña las cuatro estaciones del año. El verde intenso de la primavera, las cumbres nevadas del invierno o los mil colores del otoño son el plan perfecto para descubrir la naturaleza en familia.

Entre sus interminables bosques se ocultan las huellas de antiguos guerreros, contrabandistas, héroes, hombres prehistóricos, pastores, peregrinos y hasta seres mitológicos. Un territorio de leyenda que ofrece a los niños un abanico sinfín de posibilidades donde poder desarrollar todo su potencial, experimentar con el entorno, imaginar, jugar y, en definitiva, aprender y desarrollarse como personas. Aquí os traemos algunas de esas posibilidades. 10 lugares imprescindibles para visitar en el Pirineo navarro con niños. Tan solo una diminuta muestra de todas las opciones que el Pirineo navarro nos ofrece y que hemos ido descubriendo al elaborar la guía “Rutas con niños en el Pirineo navarro”. ¿En cuántos de estos maravillosos lugares has estado?

banner_750x200_rutas_niños

 

1. Nacedero de Urederra

    Situado en el Parque Natural de Urbasa-Andía y declarado Reserva Natural en 1987, el nacedero del Urederra es uno de los parajes más singulares, populares y emblemáticos del Prepirineo navarro. Sus aguas de color turquesa, de las que toma el río su nombre -Urederra significa en euskera “agua hermosa”-, y la luz que se filtra a través del precioso y exuberante bosque de ribera que lo envuelve, crean un rincón único, un paisaje de cuento de hadas que sumerge al visitante en un auténtico paraíso natural.

    Nacedero de Urederra

    Nacedero de Urederra

    2. Bosque de Orgi

      En el verde valle de Ultzama, cobijado entre suaves montañas, delicados prados y pueblos encantadores, se encuentra el milenario y singular bosque de Orgi. Un bellísimo y tranquilo paraje repleto de vida en el que, con la ayuda de varios recorridos didácticos, podremos descubrir todos los secretos del último de los primitivos robledales encharcadizos que poblaban el Prepirineo navarro hace más de 4.000 años. Un recorrido 100% recomendable para toda la familia a un solo paso de Pamplona.

      Bosque de Orgi

      Bosque de Orgi

      3. Zugarramurdi

        Entre los verdes prados del valle de Xareta se encuentra un territorio de fronteras difusas salpicado por verdes prados y espectaculares cuevas, refugio de osos prehistóricos, contrabandistas, seres mitológicos y… ¡brujas! Este excepcional paraje envuelto en la leyenda y la superstición esconde algunos de los escenarios más misteriosos y fascinantes de la Navarra atlántica: las cuevas de Sara, la cueva de Ikaburu en Urdazubi y por supuesto la Cueva de las brujas en Zugarramurdi.

        Cueva de las brujas de Zugarramurdi

        Cueva de las brujas de Zugarramurdi

        4. Valle de Baztan

          Salpicado de extensos y húmedos bosques atlánticos, el siempre verde valle de Baztan, nos descubre, detenido en el tiempo, un singular y tranquilo rincón entre montañas con un sinfín de opciones para toda la familia. Entre sus pintorescas villas engalanadas con las antiguas casas de los indianos encontramos desde museos al aire libre, como el Parque-Museo Santxotena, antiguos molinos donde aún es posible degustar el tradicional talo elaborado a base de maíz, como el Molino de Extaida en Elizondo, o pequeñas joyas naturales, como la cascada de Xorroxin.

          Infernuko errota en el Valle de Baztan

          Infernuko errota en el Valle de Baztan

          5. Foz de Lumbier

            Situada en la sierra de Leyre y esculpida durante milenios por la fuerza del río Irati, la Foz de Lumbier es uno de los rincones más populares y espectaculares del Prepirineo navarro. Una ruta sencilla para todas las edades en la que siguiendo el trazado del antiguo ferrocarril maderero de Irati nos adentraremos en un mundo mágico de paredes verticales y majestuosas aves rapaces.

            Foz de Lumbier

            Foz de Lumbier

            6. Señorío de Bertiz

              Situado entre el pico Aizkolegi y las orillas del Bidasoa, allí donde los Pirineos comienzan su descenso final hacia las aguas del Cantábrico, el Parque Natural del Señorío de Bertiz es uno de los parajes más carismáticos del Pirineo navarro. Un paraíso natural custodiado por palacios y exóticos jardines que invita al visitante a perderse entre sus húmedos bosques atlánticos y que hará las delicias de los más pequeños.

              Señorío de Bertiz

              Señorío de Bertiz

              7. Selva de Irati

                La Selva de Irati, tierra de contrabandistas, almadieros, leñadores, y seres mitológicos y una de las masas forestales más importantes de toda Europa, es uno de los parajes con mayor biodiversidad y riqueza medioambiental de todo el Pirineo. Ya sea en torno al embalse de Irabia o junto a las cristalinas aguas de los ríos Urbeltza y Urtxuria, la Selva de Irati es un verdadero pulmón verde que, especialmente con la llegada del otoño, nos invita a descubrir la naturaleza en toda su grandeza.

                Selva de Irati

                Selva de Irati

                8. Embalses de Leurtza

                  Situados entre Urrotz y Beintza-Labaien, los embalses de Leurtza destacan como dos diamantes en mitad de los preciosos hayedos del valle de Malerreka. Un espléndido y tranquilo paraje rodeado de sencillos caminos, accesible incluso en carrito o bicicleta, que nos invita a descubrir en familia los húmedos bosques de la Navarra atlántica.

                  Embalses de Leurtza

                  Embalses de Leurtza

                  9. Sierra de Aralar

                    Salpicada por las huellas de pastores trashumantes, contrabandistas, peregrinos y hombres prehistóricos, la fabulosa sierra de Aralar, en las sierras exteriores prepirenaicas de Navarra nos sumerge en la naturaleza más salvaje y mágica. En Aralar podremos adentrarnos en familia en las entrañas de la tierra a través de la Cueva de Mendikilo, en Astitz, o “perdernos” entre interminables robledales megalitos prehistóricos.

                    Sierra de Aralar

                    Sierra de Aralar

                    10. Otsagabia y el valle de Salazar

                      Cerca ya de tierras aragonesas, el valle de Salazar es una apuesta segura para disfrutar de la montaña en familia, y Otsagabia el mejor “campo base”. Considerado uno de los pueblos más bonitos del Pirineo navarro, en Otsagabia encontraremos el centro de Interpretación de la Naturaleza y si tenemos suerte, podremos disfrutar al final del verano del baile de los danzantes de Muskilda y el orhipean, una gran fiesta en la que los vecinos recrean como era la vida en los Pirineos hace 100 años.

                      Otsagabia

                      Otsagabia

                      Rutas con niños en el Pirineo navarro


                      En las páginas de esta guía encontrarás una cuidada selección de rutas que te permitirán descubrir algunos de los parajes más sorprendentes y accesibles del Pirineo navarro y las sierras exteriores prepirenaicas en compañía de los más pequeños de la casa. Excursiones sencillas para toda la familia con las que descubrir los extraordinarios tesoros paisajísticos y culturales de estas tierras: lagos, dólmenes milenarios, bosques, cascadas, cañones, ríos, ruinas, ermitas, cuevas, pequeñas aldeas, manantiales… y que permiten explorar la fascinante flora y fauna que habita sus montañas. Pequeñas aventuras que gracias a multitud de recomendaciones, curiosidades, consejos, juegos, actividades y datos útiles que encontrarás en este completo manual, podrás convertir en una gran escuela al aire libre.

                      Comprar