Andorra con niños en invierno

Fotografía: Andorra turismo

Es posible que no digamos nada nuevo si afirmamos que Andorra es sin duda uno de los mejores destinos para disfrutar de la naturaleza en familia, y el invierno la estación estrella. Tanto Grandvalira como Vallnord atraen cada año a numerosas familias amantes del deporte blanco. Su fácil accesibilidad, su variada oferta de alojamiento, su privilegiada orografía, una amplia red de innivación artificial que asegura buena nieve durante toda la temporada y los numerosos servicios que las estaciones tienen preparadas para toda la familia (guarderías, airtrekk, actividades, etc…), la convierten en el plan perfecto para disfrutar de la nieve.

Pero las buenas noticias no acaban aquí, este pequeño país entre montañas ofrece un sinfín de posibilidades para los niños que pueden ser el complemento perfecto para nuestras vacaciones de esquí, o directamente como aliciente principal para explorar este pequeño país entre montañas. Además de esquiar, estas son las 5 cosas que no deberías dejar de hacer en Andorra con niños en invierno.

 

1. Palau de Gel d´Andorra


Que el día no ha salido todo lo bueno que esperábamos pero queremos seguir disfrutando de la nieve y el hielo. No hay problema. El Palau de Gel d´Andorra, situado en la parroquia de Canillo, es una alternativa excelente. Abierto todo el año, el complejo cuenta con actividades familiares de lo más emocionantes. Podremos pasar el día patinando, deslizándonos en un karting o subidos en los mini-quads eléctricos.

 

2. Ruta del Ferro


Para aquellos que les gusta pasear por la montaña, Andorra ofrece multitud de opciones para los niños, incluso en invierno. Este es el caso de la Ruta del Ferro, en la parroquia de Ordino, entre los pueblos de Llorts y La Cortinada. Sin duda una de las excursiones con niños en Andorra más recomendables de cuantas se pueden realizar durante todo el año. Esta tranquila y didáctica excursión está llena de alicientes y sorpresas para los más pequeños. Un agradable paseo en el que además de descubrir cómo se extraía, transportaba y transformaba el hierro podremos disfrutar de un auténtico museo al aire libre oculto entre los bellos paisajes del valle de Ordino.

Como guinda a la ruta podremos completar la excursión con la visita al Centro de Interpretación de la Farga Rossell, donde conoceremos todos los secretos y curiosidades sobre la historia de la minera andorrana.

Andorra con niños - Ruta del ferro

Ruta del ferro

 

3. Naturlandia


Situado en la parroquia de Sant Julià de Lòria, muy cerca de la frontera con España, Naturlandia es una de las paradas obligatorias si visitamos Andorra con niños. El parque se encuentra dividido en dos sectores y no le falta de nada para pasar un gran día en familia. Durante el invierno además de actividades como el Airtrekk, el mayor Sky Trail de Europa, tiro con arco, descenso en tubby o el tobotronc, ¡el tobogán alpino más grande del mundo!, los niños pueden pasear en minimotos de nieve, hacer excursiones con raquetas de nieve y lanzarse en trineo. ¡Ah! Y por supuesto conocer la fauna pirenaica (osos, ciervos, lobos, marmotas o linces) en el parque de animales de Naturlandia.

Andorra con niños - Naturlandia

Naturlandia

 

4. Museos de Andorra


 Esquiar, lanzarse por toboganes, o hacer senderismo en familia es fantástico, pero a veces también está bien disfrutar de un día más calmado, y visitar un museo puede ser una excelente opción. Andorra cuenta con una amplia oferta cultural, y la mayoría de espacios museísticos cuentan con actividades o servicios especialmente dirigidos a los niños. De entre todos aconsejamos el Museo de la miniatura Nicolai Siadristy, en Ordino, y el Museo Casa Rull, en la Massana. Una apuesta segura.

Andorra con niños - Museo de miniaturas

Museo de miniaturas. Fotografía: Andorra turismo

  

5. Mushing


De entre todas las actividades que podemos realizar en Andorra con niños en invierno está es nuestra favorita. El Mushing, durante siglos un medio de transporte en los países nórdicos, es un divertido deporte en el que mediante perros de tiro podremos avanzar por la nieve subidos en un trineo. Tanto en la estación de esquí de Grandvalira como en Vallnord es posible convertirse por unas horas en un musher. Una actividad pensada para toda la familia que nos permitirá conocer la maravillosa naturaleza andorrana de forma diferente.

Andorra con niños en invierno - Mushing

Fotografía: Andorra turismo

Advertisement