Pla d´Aigualluts con el glaciar y el pico del Aneto al fondo

A la sombra del macizo de la Maladeta, en la cabecera del valle de Benasque, discurre la popular excursión que desde la Besurta y en un agradable paseo se dirige al maravilloso Pla d´Aigualluts, situado a los pies del Aneto y su glaciar, el más grande de los Pirineos. Una ruta imprescindible que recorre paisajes increibles entre las grandes montañas de la cordillera y donde podremos disfrutar de las tranquilas aguas de Aigualluts antes de que emprendan su sorprendente viaje bajo tierra.

Edad recomendada

A partir de
3-4 años

Dificultad baja

Dificultad
Baja

Distancia

Distancia
5 km

Desnivel positivo

Desnivel
175+ / 175-

Recorrido ida y vuelta

Recorrido
Ida y vuelta

Cómo llegar

    Desde Benasque continuaremos por la A-139 durante 12 km hasta llegar a los Llanos del Hospital, donde nace la pista que se dirige a la Besurta, punto de inicio de la ruta. Durante la temporada estival la pista permanece cerrada al tráfico y se habilita un servicio de autobús que enlaza Benasque, Llanos del Hospital y la Besurta con una frecuencia de paso de media hora.

     

    Descripción

      Iniciamos la ruta desde la explanada de la Besurta, a la que se accede por pista desde los Llanos del Hospital. Durante los meses de verano y el puente del Pilar la pista queda cerrada al tráfico y se habilita un servicio de autobús que enlaza Benasque, Llanos del Hospital y la Besurta. Junto al bar, abierto tan solo en época estival, cruzaremos un puente de madera que salva las aguas provenientes de los ibones de Villamuerta, a los que se acceden tomando una senda señalizada que nace a la izquierda nada más cruzar el puente. Nosotros continuaremos recto por la pista, que a los pocos metros pasará a convertirse en senda. Tras cruzar el lecho del río Ésera, y recorridos 600 m, encontraremos un desvío hacia el refugio de la Renclusa. Continuaremos por la izquierda en dirección al fondo del valle con el pico de Aiguallut como fondo de perspectiva.

      A finales de la primavera y en verano el recorrido queda salpicado de vistosas flores pirenaicas como las siemprevivas o los acónitos, y es habitual la presencia de marmotas en las zonas rocosas orientadas al Sur. Tras recorrer 2 km y habiendo superado 100 m de desnivel desde el inicio de la ruta llegaremos al Forau de Aigualluts. El Forau es una enorme cueva subterránea formada por la erosión del agua sobre la piedra caliza cuyo techo se desplomó dejando al descubierto un gran sumidero que recibe el nombre de torca. El Forau tiene unos 40 metros de profundidad y en él tiene lugar un curioso fenómeno geológico. A este sumidero se precipitan las aguas provenientes de los glaciares del Aneto y la Maladeta y los distintos neveros a los pies de los Montes Malditos, y contrario a lo que pudiera parecer, no continúan su viaje valle abajo, sino que discurren por galerías subterráneas durante 3,6 km para reaparecer en Uelhs Deth Jòeu, en el Valle de Arán, donde alimenta las aguas del río Garona, para finalmente acabar en el Océano Atlántico.

      Bordeando el Forau por la izquierda, llegaremos al poco al arranque de la Cascada de Aigualluts y a continuación al Pla d´Aigulluts, una extensa llanura por la que discurren calmadas las aguas formando pequeños meandros antes de comenzar su misterioso viaje bajo tierra. El pla d´Aigualluts, a los pies de los Montes Malditos, es uno de los rincones más espectaculares de todos los Pirineos. Desde aquí es posible divisar el Aneto, que con 3.404 m es la cima más alta de los Pirineos, y su glaciar, el más extenso de toda la cordillera. El lugar invita a relajarse y jugar.

      El regreso lo realizaremos por el mismo camino que a la ida. Para los más aventureros existe la opción de realizar la vuelta salvando las aguas de Aigualluts con la ayuda de un par de puentes de madera ubicados en el extremo SO y pasando por el collado y el refugio de la Renclusa, desde donde parte la ruta normal de ascensión al Aneto. Un recorrido circular de 8 km y 550 m de desnivel que podemos completar haciendo noche en el refugio, y visitando al día siguiente los ibones de Paderna, antes de regresar de nuevo a la Besurta.

      banner_750x200_rutas_niños

       

      Mapa


        Descargar GPX     Descargar KML


        Nota: Las edades propuestas en cada ruta están basadas en la distancia, el desnivel y la dificultad (baja, media o alta) que el terreno tiene para un niño. La capacidad psicomotriz puede variar notablemente de un niño a otro, por lo que hay que entender estas recomendaciones como una referencia. Serán las capacidades de cada niño las que marquen en último lugar la idoneidad de una ruta.

         

        Fotografías

           

          Rutas con niños pirineo aragones

          Rutas con niños en el Pirineo aragonés


          En las páginas de esta guía encontrarás una cuidada selección de rutas que te permitirán descubrir algunos de los parajes más sorprendentes y accesibles del Pirineo y prepirineo aragonés en compañía de los más pequeños de la casa. Excursiones sencillas para toda la familia con las que descubrir los extraordinarios tesoros paisajísticos y culturales de estas tierras: ibones, dólmenes milenarios, bosques, cascadas, cañones, ríos, ruinas, ermitas, cuevas, pequeñas aldeas, manantiales… y que permiten explorar la fascinante fauna y flora que habitan sus montañas. Pequeñas aventuras que gracias a multitud de recomendaciones, curiosidades, consejos, juegos, actividades y datos útiles que encontrarás en este completo manual podrás convertir en una gran escuela al aire libre.

          Comprar