Situado a los pies del Puig Major, la excursión circular al embalse de Cúber es una propuesta ideal para descubrir con los niños los espléndidos paisajes de la Serra Tramuntana de Mallorca. Un sencillo paseo familiar sin apenas desnivel en el que con un poco de suerte compartiremos camino con los animales que habitualmente pastan alrededor del embalse.

Edad recomendada

A partir de
2-3 años

Dificultad baja

Dificultad
Baja

Distancia

Distancia
4  km

Desnivel positivo

Desnivel
50+

Recorrido circular

Recorrido
Circular

Cómo llegar

    Desde Sóller tomaremos la MA-10 en dirección a Lluc. Cerca del Km.34 encontraremos una pequeña zona de aparcamiento junto al portillo de Cúber, desde donde podremos comenzar la excursión. En caso de encontrarse esta zona llena podemos seguir unos pocos metros más por la carretera hasta encontrar el acceso al área recreativa Font des Noguer, donde encontraremos más zonas de aparcamiento. El espacio de parking es limitado y la afluencia, especialmente durante los fines de semana es elevada, por lo que es muy recomendable madrugar para no quedarse sin sitio.

     

    Descripción

      Comenzamos la excursión en el aparcamiento de la Font des Noguer, una amplia área recreativa que cuenta con mesas de picnic y barbacoas. Deberemos en un primer momento superar una pequeña escala de madera que nos permite pasar un vallado para continuar por un camino, que paralelo a la carretera, llega a los pocos minutos hasta el Portillo de Cúber. En este punto encontramos también una pequeña zona de aparcamiento, desde donde también es posible dar comienzo la excursión.

      El camino no tiene pérdida, y desde el mismo portillo podremos contemplar prácticamente todo el recorrido que vamos a realizar alrededor del Embalse de Cúber, en donde con un poco de suerte, compartiremos camino con algunos de los animales que pastan habitualmente en esta zona: ovejas, vacas e incluso burros. Siguiendo las marcas blancas y rojas del GR-221 dejaremos el camino asfaltado que parte del portillo para tomar un cómodo camino de tierra a nuestra derecha. Con las aguas del embalse en todo momento a nuestra izquierda, y sin apenas desnivel, comenzaremos a avanzar entre el embalse y la Serra de Cúber.

      Recorrido unos 2 km, la mitad del recorrido, cruzaremos el Torrent de l´Ofre, que dependiendo de la época del año, puede llevar algo de agua. En este punto abandonaremos el GR-211 y giraremos a la izquierda para tomar una amplia pista forestal que de nuevo se dirige hacia el embalse, ahora con la característica silueta del Puig Major, la montaña más elevada de Mallorca, y su radar militar como fondo de perspectiva. No tendremos que andar mucho para llegar hasta el pequeño refugio de Cúber, donde es posible pernoctar con una reserva previa. Junto al refugio encontraremos un buen lugar donde poder acercarnos a la orilla del embalse y que los niños jueguen.

      Desde el refugio seguiremos rodeando el embalse entre vegetación de ribera y encinas, pasaremos junto a una antigua cantera y finalmente llegaremos a la presa del embalse que abastece de agua a la ciudad de Palma y regula el paso de las aguas hacia el Torrent d´Almadrà.

      Desde la presa tan solo nos quedará por recorrer apenas un kilómetro por el camino asfaltado, apto para carritos, que se dirige hacia el portillo de Cúber, por donde ya pasamos a la ida.

       

      banner_750x200_rutas_niños

      Mapa

        Para visualizar el mapa en grande pulsa AQUÍ

        Nota: Las edades propuestas en cada ruta están basadas en la distancia, el desnivel y la dificultad (baja, media o alta) que el terreno tiene para un niño. La capacidad psicomotriz puede variar notablemente de un niño a otro, por lo que hay que entender estas recomendaciones como una referencia. Serán las capacidades de cada niño las que marquen en último lugar la idoneidad de una ruta.

         

        Fotografías