Excursión con niños en Albarracín para todas las edades por el maravilloso Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno. Un sencillo y agradable paseo sin apenas desnivel en el que podremos descubrir algunos de las ejemplos más importantes del arte rupestre levantino, disfrutar de una las panorámicas más espectaculares de Teruel y alucinar viendo a los escaladores trepar por los enormes bloques de rodeno.

Edad recomendada

A partir de
2-3 años

Dificultad baja

Dificultad
Baja

Distancia

Distancia
2 km

Desnivel positivo

Desnivel
50+

Recorrido circular

Recorrido
Circular

Cómo llegar

    Desde Albarracín, pasando por el barrio del Arrabal, tomaremos la carretera que se dirige a Bezas. Tras recorrer 5 km llegaremos al Área recreativa del Navazo, donde comienza la ruta. Esta zona cuenta con numerosas zonas de aparcamiento, además de mesas de picnic y zonas de juegos para niños.

     

    Descripción

      Comenzamos la ruta al lado del Centro de información, junto al Área recreativa y zona de Aparcamiento de El Navazo. Un cartel nos indica las dos opciones que podemos realizar desde este punto. Hacia la izquierda, la senda nos invita a visitar las Pinturas rupestres del Prado del Navazo, en la que destaca el famoso Abrigo de los Toricos (un recorrido de unos 3 km de ida y vuelta que podemos realizar conjuntamente o de forma alternativa al itinerario principal que aquí describimos). Nosotros tomaremos el camino que continúa recto en dirección a la Zona del Arrastradero.

      Siguiendo en todo momento un camino acondicionado para personas con movilidad reducida por la que también podremos transitar con carrito de bebé, atravesaremos en un primer momento una zona abierta de picnic que cuenta con algunos juegos infantiles, para de inmediato adentrarnos entre los pinos y el rodeno, la piedra rojiza característica de esta zona. Las peculiares formas del rodeno y su textura rugosa, convierten al Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno es una paraíso para practicar el búlder, una técnica que consiste en escalar bloques de roca sin el empleo de cuerdas o cualquier otro tipo de seguro empleado en la escalada clásica. A ambos lados del camino veremos diferentes zonas donde se practica búlder y seguramente nos encontremos con escaladores venidos de todo el mundo con su crash pad (las grandes colchonetas que utilizan para amortiguar la caída) a su espalda. Merece la pena detenerse un momento para observar las acrobacias de estos atletas antes de continuar camino. ¡A los niños les encantará!

      Recorridos apenas 400 m encontraremos el primero de los abrigos: el Abrigo de la Cocinilla del Obispo, al que accederemos por una pasarela. El abrigo contiene algunos de los mejores ejemplos del arte levantino rupestre, con escenas de toros, caballos y otros animales, que podremos jugar a distinguir en sus paredes con la ayuda de unos paneles.

      Continuaremos nuestro camino, siguiendo el todo momento el fácil camino accesible que sin apenas desnivel se desliza entre la pinada y los enormes bloques de rodeno. Tras virar el camino hacia el Sur, llegaremos hasta el Arboreto del Arrastradero, una pequeña zona botánica delimitada que comenzaremos a rodear por su derecha. Enseguida alcanzaremos el segundo de los abrigos de la ruta: el Abrigo del Arquero de los Callejones cerrados, situado a apenas 1 km desde el inicio y en el que encontraremos entre muchas escenas la de un arquero, utilizado como símbolo del Parque Cultural.

      Tras visitar el abrigo, proseguiremos nuestro camino 200 m hasta finalmente alcanzar el fantástico Mirador de Peñas Royas, desde donde podremos disfrutar de una de las panorámicas más completas del Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno, antes de comenzar el camino de regreso.

      Reharemos nuestros pasos hasta al abrigo del arquero para abandonar el camino accesible y tomar la senda que atraviesa el arboreto, ahora en dirección Oeste. Si vamos con carrito de bebé deberemos regresar por el mismo camino que a la ida. Tras dejar el arboreto detrás, y poco antes de alcanzar un cortafuegos, llegaremos al Abrigo de los Dos Caballos, que encontraremos a nuestra derecha bajo un enorme bloque.

      Sin pérdida posible y sin apenas desnivel, avanzaremos por un amplio camino de tierra alternando claros y pinos. Pasaremos junto a dos abrigos más: el Abrigo del medio Caballo, y el Abrigo de las Figuras diversas, muy cerca el uno del otro, y un poco más adelante cruzaremos de nuevo el cortafuegos.

      A partir de este punto continuaremos junto a la carretera durante aproximadamente 200 m, antes de finalmente alcanzar el Área recreativa del Navazo, donde comenzamos la ruta.

       

      banner_750x200_rutas_niños

      Mapa


        Descargar GPX     Descargar KML


        Nota: Las edades propuestas en cada ruta están basadas en la distancia, el desnivel y la dificultad (baja, media o alta) que el terreno tiene para un niño. La capacidad psicomotriz puede variar notablemente de un niño a otro, por lo que hay que entender estas recomendaciones como una referencia. Serán las capacidades de cada niño las que marquen en último lugar la idoneidad de una ruta.

         

        Fotografías

          Rutas con niños pirineo aragones

          Rutas con niños en el Pirineo aragonés


          En las páginas de esta guía encontrarás una cuidada selección de rutas que te permitirán descubrir algunos de los parajes más sorprendentes y accesibles del Pirineo y prepirineo aragonés en compañía de los más pequeños de la casa. Excursiones sencillas para toda la familia con las que descubrir los extraordinarios tesoros paisajísticos y culturales de estas tierras: ibones, dólmenes milenarios, bosques, cascadas, cañones, ríos, ruinas, ermitas, cuevas, pequeñas aldeas, manantiales… y que permiten explorar la fascinante fauna y flora que habitan sus montañas. Pequeñas aventuras que gracias a multitud de recomendaciones, curiosidades, consejos, juegos, actividades y datos útiles que encontrarás en este completo manual podrás convertir en una gran escuela al aire libre.

          Comprar