Rutas con niños - Ruta del ferro. Andorra

 

En la parroquia de Ordino, entre los pueblos de Llorts y La Cortinada encontramos la ruta del Ferro, una tranquila y didáctica excursión llena de sorpresas y alicientes para los más pequeños. Sin duda una de las excursiones con niños en Andorra más recomendables de cuantas se pueden realizar. Un paseo por la historia minera de este pequeño país entre montañas en la que además de descubrir como se extraía, transportaba y transformaba el hierro podremos disfrutar de un auténtico museo al aire libre oculto entre los bellos paisajes del valle de Ordino.

 

Edad recomendada

A partir de
3-4 años

Dificultad baja

Dificultad
Fácil

Distancia

Distancia
2,5 km

Desnivel positivo

Desnivel
100 + / 100-

Recorrido ida y vuelta

Recorrido
Ida y vuelta

Mochila portabebes

Mochila
Portabebés
Apto

Cómo llegar

    Desde La Massana y Ordino continuaremos por la carretera CG-3 en dirección a la estación de esquí Ordino-Arcalís. Pasaremos por La Cortinada y a continuación por Llorts. Al poco de atravesar esta última, a mano derecha, encontraremos una indicación de la Mina de Llorts, junto a una amplia zona de aparcamiento.

     

    Descripción

      Comenzamos la ruta desde el aparcamiento de las Minas de Llorts, en el municipio de Llorts, en la parroquia andorrana de Ordino. La mina, que encontraremos a escasos metros, se puede visitar durante los meses de verano y ofrece un recorrido por una galería que se adentra 30 metros en las profundidades de la Tierra. Una interesante visita, en la que equipados con un impermeable y un casco, podremos entender mejor el proceso de extracción del hierro y las duras condiciones de los mineros que aquí trabajaban.

      El camino no tiene pérdida, y desde el mismo aparcamiento encontraremos una cómodo y ancha pista, que dejando las aguas del río Valira a la derecha, desciende suavemente valle abajo. El recorrido perfectamente señalizado nos invita a recorrer el antiguo camino de arrieros, por el que durante años los carreteros transportaban el hierro hasta las distintas fraguas. Un recorrido histórico que nos permite revivir el pasado minero y siderúrgico de este pequeño país entre montañas. La obtención, transformación y comercialización del hierro, fue junto a la agricultura y la ganadería, uno de los motores económicos de Andorra entre los siglos XVII y XIX, dejando un huella imborrable en sus valles.

      El inicio de la ruta se encuentra salpicado de pequeños detalles y puntos de interés indicados con hasta 7 puntos señalizados mediante postes indicativos. Desde rocas metamórficas con las que tradicionalmente se obtenían las tejas de las viviendas en Andorra (punto 1), pasando por muros de piedra en seco (punto 6) o fuentes que acumulan gran cantidad de agua tiñendo la roca del característico color rojizo del óxido (punto 2).

      Cerca del punto 4 encontraremos a nuestra izquierda una senda que asciende en dirección a les Bordes de l´Ensegur, y en el punto 7 llegaremos al Puente de les Moles que comunica el camino por el que avanzamos con el pueblo de Llorts.

      Dejando el puente a la derecha y tras avanzar 100 metros, encontraremos un amplio camino a la izquierda que se abre sobre un gran prado donde veremos la primera de las esculturas del recorrido: “La familia Jordina” del francés Rachid Khimoune, una obra compuesta por 7 escultura creadas con diferentes tipos de roca y que representa una reunión navideña entre personas venidas del todo el mundo: Rusia, Japón, México, Inglaterra, Egipto, Mónaco y Francia, y que es al mismo tiempo una invitación para imaginar y crear historias a partir de las propias esculturas.

      De nuevo en el camino, y a los pocos metros, nos encontraremos con una nueva escultura: “Endless” de Mark Brusse, una curiosa obra en la que dos pequeños hombres de bronce empujan una gran roca por un puente de piedra. Y justo a continuación el “Gran carro de hierro y pico” de Jordi Casamajor, en la que el autor unifica de forma abstracta el pico como símbolo de la extracción del hierro y el carro como símbolo del esfuerzo y del transporte.

      Entre abedules, álamos y robles continuaremos nuestro calmado avance junto al río. Dejaremos a nuestra derecha un nuevo puente, el de Vilaró, que encontraremos junto a una pequeña área de descanso, y llegaremos a una nueva escultura situada junto a una borda: “La casa de la tierra y del fuego” de Alberto Carneiro. Una estructura sin cubierta, rodeada por un círculo de abedules que guarda en su interior un gran cubo de acero corten, símbolo de la “memoria futura de los hombres del valle de Ordino que van en busca de hierro”.

      Continuaremos por el camino, y casi sin transición encontraremos una nueva escultura: “El hombre de hierro topo que camina” de Guy de Rougemont, una gran celosía de acero corten que protege el camino y permite pasar “el vigoroso viento del valle de Ordino”, y que es la antesala a la última de las esculturas del recorrido: “Terra, ferro, aigua i foc”, del japonés Satoru Sato. Un gran monolito de acero que descansa sobre una pequeña explanada. Un lugar excelente donde descansar antes de emprender el camino de vuelta.

      Opcionalmente es posible continuar por el camino que entre amplios prados se abre paso por el valle, pasando junto al puente de Arans y el Mas de Soler antes de llegar a La Cortinada, donde podemos visitar la iglesia de Sant Martí de La Cortinada, que alberga algunos magníficos ejemplos, como el enrejado del altar mayor, realizado a partir del hierro obtenido de las fraguas andorranas.

      Para completar esta divertida y didáctica ruta por la historia minera de Andorra, podemos visitar El Centro de interpretación de la Farga Rossell en la Massana. Más información: www.fargarossell.ad

       

      Recomendación

        Si tienes pensando visitar Andorra en familia, una buena opción para alojarse son los Apartamentos Pas de la Casa Princesa, gestionados por Pierre&Vacances.

        banner_750x200_rutas_niños

         

        Mapa


          Descargar GPX     Descargar KML


          Nota: Las edades propuestas en cada ruta están basadas en la distancia, el desnivel y la dificultad (baja, media o alta) que el terreno tiene para un niño. La capacidad psicomotriz puede variar notablemente de un niño a otro, por lo que hay que entender estas recomendaciones como una referencia. Serán las capacidades de cada niño las que marquen en último lugar la idoneidad de una ruta.

           

          Fotografías

             

            Rutas con niños pirineo aragones

            Rutas con niños en el Pirineo aragonés


            En las páginas de esta guía encontrarás una cuidada selección de rutas que te permitirán descubrir algunos de los parajes más sorprendentes y accesibles del Pirineo y prepirineo aragonés en compañía de los más pequeños de la casa. Excursiones sencillas para toda la familia con las que descubrir los extraordinarios tesoros paisajísticos y culturales de estas tierras: ibones, dólmenes milenarios, bosques, cascadas, cañones, ríos, ruinas, ermitas, cuevas, pequeñas aldeas, manantiales… y que permiten explorar la fascinante fauna y flora que habitan sus montañas. Pequeñas aventuras que gracias a multitud de recomendaciones, curiosidades, consejos, juegos, actividades y datos útiles que encontrarás en este completo manual podrás convertir en una gran escuela al aire libre.

            Comprar