excursiones con niños en el pirineo - Valle de Bujaruelo, Ordesa

 

Desde el encantador puente románico de San Nicolás de Bujaruelo, histórico punto de encuentro y paso para los habitantes de la zona, y siguiendo las aguas del recién nacido río Ara se nos ofrece una excursión amable por uno de los valles más tranquilos y bonitos del Pirineo aragonés. Un rincón poco visitado, junto a los límites del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, que sin embargo nos reserva multitud de sorpresas.

 

Edad recomendada

A partir de
3-4 años

Dificultad baja

Dificultad
Fácil

Distancia

Distancia
3,5 km

Desnivel positivo

Desnivel
50 + / 50-

Recorrido circular

Recorrido
Circular

Mochila portabebes

Mochila
Portabebés
Apto

Cómo llegar

    Desde Torla continuaremos por la A-135 en dirección al Parque Nacional. Recorridos 3 km llegaremos al Puente de los Navarros donde tomaremos la pista hacia San Nicolás de Bujaruelo, a donde llegaremos tras recorrer 6 km paralelos al río Ara.

     

    Descripción

      Iniciamos la ruta desde el antiguo mesón-hospital de San Nicolás de Bujaruelo, hoy reconvertido en albergue, y que en otros tiempos sirvió para atender a peregrinos, pastores y comerciantes que cruzaban los Pirineos a través de estos valles. Dejando a nuestra derecha las ruinas de una antigua ermita del s. XII y el puente románico, por el que regresaremos a la vuelta, tomaremos una pista forestal cortada al tráfico donde una señal nos indica la dirección hacia el valle de Otal.

      Sin abandonar la pista avanzaremos junto al cauce del río Ara durante un kilómetro y medio hasta llegar a la Fuente de la Femalla, junto a la cual encontraremos un desvío señalizado. Tomaremos el desvío hacia el Puente de Oncins, que cruzaremos 200 m más adelante. Dejando el río a nuestra izquierda avanzaremos unos metros hasta encontrar un desvío señalizado.

      Tomaremos la senda a mano derecha en dirección a Bujaruelo siguiendo las marcas blancas y rojas del GR-11 que a partir de ahora nos acompañarán hasta el final.

      Entre pinos y serbales avanzaremos alternando zonas de bosques y prados que nos invitan a descansar y escuchar el sonido de las distintas aves que habitan la zona, y de las que podemos encontrar información gracias a varios paneles a lo largo de este recorrido.

      Atravesaremos las Praderas de Laña Larga, y más adelante una pasarela que salva las aguas del Barranco de Sandaruelo. Poco antes de llegar de nuevo a Bujaruelo pasaremos junto a un búnker y un desvío señalizado que se dirige al puerto de Bujaruelo o de Gavarnie. Tan solo nos restará cruzar una vez más el río Ara por el precioso Puente románico de San Nicolás de Bujaruelo para finalizar la ruta.

       

      Refugio de Bujaruelo

        El único lugar donde poder alojarse es el refugio de Bujaruelo. El refugio ofrece desde habitaciones dobles hasta dormitorios compartidos para 20 personas, así como una amplia pradera para acampar. Sin duda un excelente campo base para explorar el despoblado valle de Bujaruelo y el cercano Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Más info en www.refugiodebujaruelo.com

        banner_750x200_rutas_niños

         

        Mapa


          Descargar GPX     Descargar KML


          Nota: Las edades propuestas en cada ruta están basadas en la distancia, el desnivel y la dificultad (baja, media o alta) que el terreno tiene para un niño. La capacidad psicomotriz puede variar notablemente de un niño a otro, por lo que hay que entender estas recomendaciones como una referencia. Serán las capacidades de cada niño las que marquen en último lugar la idoneidad de una ruta.

           

          Fotografía

             

            Rutas con niños pirineo aragones

            Rutas con niños en el Pirineo aragonés


            En las páginas de esta guía encontrarás una cuidada selección de rutas que te permitirán descubrir algunos de los parajes más sorprendentes y accesibles del Pirineo y prepirineo aragonés en compañía de los más pequeños de la casa. Excursiones sencillas para toda la familia con las que descubrir los extraordinarios tesoros paisajísticos y culturales de estas tierras: ibones, dólmenes milenarios, bosques, cascadas, cañones, ríos, ruinas, ermitas, cuevas, pequeñas aldeas, manantiales… y que permiten explorar la fascinante fauna y flora que habitan sus montañas. Pequeñas aventuras que gracias a multitud de recomendaciones, curiosidades, consejos, juegos, actividades y datos útiles que encontrarás en este completo manual podrás convertir en una gran escuela al aire libre.

            Comprar