excursion-ninos-roca-canalda

A lo pies de los imponentes cortado de la Roca Canalda, y protegido por el majestuoso vuelo de cientos de buitres leonados, se ocultan fantásticas cuevas que durante siglos sirvieron de refugio y hogar para el ganado y sus cuidadores. Un enclave privilegiado, que a un solo paso del Port del Comte, nos invita a descubrir la fascinante historia de las personas que habitaron estas bellas y duras tierras de la comarca del Solsonés.

Edad recomendada

A partir de
5-6 años

Dificultad media

Dificultad
Media

Distancia

Distancia
5 km

Desnivel positivo

Desnivel
300 + / 300-

Recorrido circular

Recorrido
Circular

Cómo llegar

    Desde el Coll de Jou, tomaremos la carretera L-401 en dirección a Cambrils. Recorridos 3 km encontraremos el desvío a Canalda, donde da comienzo la ruta.

     

    Descripción

      Situado a 1.150 m de altitud, el pequeño pueblo de Canalda, es el punto de partida de nuestra ruta. Un idílico y diminuto pueblo de montaña que presidido por la Iglesia de Sant Julià de Canalda bien merece un paseo por sus calles.

      Junto a la escuela encontraremos las primeras indicaciones de la ruta, que en un primer momento siguen la traza del GR-1 y el Camí dels Bons Homes. Por una pista parcialmente asfaltada y tras dejar a nuestra derecha la casa de Can Front comenzaremos a ascender rápidamente por otra pista de tierra que entre antiguos cultivos abancalados nos aproxima hasta Les Saleres, un pequeño llano donde encontraremos la casa de la Casanova. La Roca Canalda, visible desde el inicio de la ruta, se muestra ahora más imponente que nunca, defendiendo con paredones verticales de conglomerado la vertiente Sur del Puig Sobirá

      Dejando a nuestra izquierda las marcas blancas y rojas del GR-1, por donde más tarde regresaremos, continuaremos en dirección Norte pasando junto a la casa de la Casanova para unos pocos metros más adelante entroncar con la carretera L-401. Tras cruzarla continuaremos ascendiendo de forma moderada por una amplia pista forestal que poco a poco se va introduciendo en una pinada, hasta finalmente encontrar, en el extremo oriental de la base de la Roca Canalda, un pequeño sendero marcado por unos pequeños postes de madera.

      La pequeña senda, que avanza sin apenas desnivel pegada a la pared de la Roca Canalda, se abre paso entre bojes, encinas y pinos, y nos deja a los pocos minutos en el primero de los  hitos de la ruta: les Coves dels Moros (1,6 km), que encontraremos colgando de la pared unos metros por encima nuestro. En el interior de las cuevas, a las que se pueden acceder superando pasos de escalada de hasta IIº,  podremos distinguir antiguos muros de piedra, que datan de la Edad Media.

      Enseguida llegaremos al siguiente hito de la ruta: la Espulga de Melera (2 km), un grupo de tres cuevas que nos ofrecen un excelente lugar para realizar un descanso y disfrutar de las vistas.

      Desde la Espulga de Melera continuaremos la marcha por el estrecho sendero pegado a las paredes verticales de la Roca Canalda hasta llegar a la base del Didet (2,4 km), una peculiar formación rocosa, que similar a un enorme dedo se encuentra separada de la pared principal. Desde aquí no resulta complicado observar el vuelo de los buitres leonados que anidan en la roca o a los escaladores, que desafiando el vacío, avanzan por alguna de las famosas vías de escalada de la Roca Canalda.

      A partir de este punto el camino comienza a descender hasta finalmente llegar a las ruinas de Ca l´Andreu (3 km), una antigua edificación protegida por una balma que a duras penas resiste el paso del tiempo. Y un poco más adelante nos deja en Cal Cavallol (3,2 km), también conocida como Ca la Rita, en honor el nombre de la última de sus habitantes. Situada a unos 1.350 m de altitud, la casa troglodita de Cal Cavallol estuvo habitada hasta los años 80. En la casa, que consta de dos plantas, se puede apreciar el horno de pan, así como la fecha de 1819 grabada en el dintel de la puerta de acceso. Cerca, resguardada en una balma, hallaremos también una peculiar fuente que brota del interior de la roca.

      Desde Cal Cavallol, obviaremos la pista forestal que llega hasta las inmediaciones de la casa, y siguiendo los pequeños postes de madera comenzaremos a descender con fuerza en dirección Sureste, la contraria por la que hasta ahora avanzábamos. A la sombra de una densa pinada entroncaremos de nuevo con la carretera L-401. La cruzaremos, y siguiendo las indicaciones continuaremos descendiendo hasta finalmente salir de la protección del bosque, donde tras superar el Torrente de Junyent, alcanzaremos de nuevo el pequeño llano de les Saleres, desde donde tan solo nos restará recorrer 400 m por el mismo camino de la ida para llegar al punto de partida.

       

      A tener en cuenta

         La orientación y el terreno por el que discurre la ruta hacen que sea importante abastecernos bien de agua  y evitar las horas centrales durante los meses de más calor.

         

         

        Mapa


          Descargar GPX     Descargar KML


          Nota: Las edades propuestas en cada ruta están basadas en la distancia, el desnivel y la dificultad (baja, media o alta) que el terreno tiene para un niño. La capacidad psicomotriz puede variar notablemente de un niño a otro, por lo que hay que entender estas recomendaciones como una referencia. Serán las capacidades de cada niño las que marquen en último lugar la idoneidad de una ruta.

           

          Fotografías

             

            rutas_ninos_pirineo_catalan_portada

            Rutas con niños en el Pirineo catalán y Andorra


            En las páginas de esta guía encontrarás una cuidada selección de rutas que te permitirán descubrir algunos de los parajes más sorprendentes y accesibles de Andorra y el Pirineo y prepirineo catalán en compañía de los más pequeños de la casa. Excursiones sencillas para toda la familia con las que descubrir los extraordinarios tesoros paisajísticos y culturales de estas tierras: lagos, dólmenes milenarios, bosques, cascadas, cañones, ríos, ruinas, ermitas, cuevas, pequeñas aldeas, manantiales… y que permiten explorar la fascinante flora y fauna que habitan sus montañas. Pequeñas aventuras que gracias a multitud de recomendaciones, curiosidades, consejos, juegos, actividades y datos útiles que encontrarás en este completo manual, podrás convertir en una gran escuela al aire libre.

            Comprar